Los ánodos de sacrificio se utilizan para proteger de la corrosión los cascos, timones y otras partes metálicas de las embarcaciones.

Los ánodos de sacrificio están hechos de:

Zinc, magnesio o aluminio.

 Se instalan en el exterior del casco de una embarcación para protegerlo de la corrosión. El ánodo se sacrifica para salvar el metal que protege. Los ánodos para embarcaciones y buques tienen diferentes formas y tamaños según su uso. Pueden ser redondos, cuadrados o rectangulares con un agujero en el centro para su montaje. En cualquier caso, ¡los tenemos todos!

(Show More)

ánodos de sacrificio están hechos de Zinc, Magnesio o Aluminio

-23%
-21%